Ciencia y salud

Compartir

Sólo pronunciar la palabra pandemia ya genera alarma. De alguna manera, evoca la maldición y la desgracia de aquello que los antiguos llamaban plagas. La combinación de un gran número de afectados y un elevado riesgo vital conduce, por un lado, al pánico social y, por otro, a la activación de todos los instrumentos disponibles, sin regateo de recursos, para atajarla.

Compartir

4 de febrero es el Día Mundial contra el Cáncer. Propuesto por la Unión Internacional contra el Cáncer, su objetivo principal es sensibilizar y concienciar, tanto a la sociedad como a las autoridades, de lo mucho que aún se puede y se debe avanzar en la lucha contra esta enfermedad.

Compartir

Ni la ansiedad ni la tensión elevada. Tampoco los problemas dermatológicos o el colesterol. La causa más frecuente de visita al médico es, sencillamente, el dolor.

Compartir

Por sus beneficios en la salud a corto y largo plazo, la lactancia materna es hoy en día la mejor opción de alimentación durante los primeros seis meses de vida. Generalmente, a partir del sexto mes se puede introducir la alimentación complementaria, también conocida como Beikost o alimentación diversificada. Es decir, la administración al lactante de cualquier alimento distinto a la leche materna o fórmula adaptada.

Compartir

Somos lo que comemos. En el siglo XIX, el filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach habría acuñado esta frase haciendo referencia a que el hombre no solo necesita pan y agua para alimentarse. Independientemente de la crítica que Feuerbach intentaba hacer de la visión clásica de la iglesia, esta expresión hoy parece tomar connotaciones distintas, al menos desde un punto de vista biológico. O, más concretamente, epigenético.