Día Mundial contra el Cáncer

4 de febrero es el Día Mundial contra el Cáncer. Propuesto por la Unión Internacional contra el Cáncer, su objetivo principal es sensibilizar y concienciar, tanto a la sociedad como a las autoridades, de lo mucho que aún se puede y se debe avanzar en la lucha contra esta enfermedad.

Llamamos cáncer a un grupo numeroso de enfermedades caracterizadas por el desarrollo de células anormales, que proliferan sin control, y que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. El cáncer es ocasionado por un daño en el ADN (genético) y/o en sus mecanismos de regulación (epigenético). En la mayoría de los cánceres estos daños son producidos por factores externos,  mientras que en algunos casos  intervienen  factores hereditarios

El cáncer continúa siendo una causa principal de morbilidad y mortalidad mundial, con 14,1 millones de nuevos casos y 8,2 millones de muertes en 2012, de las cuales 4 millones corresponderían a personas entre 30 y 69 años (Informe mundial sobre el cáncer 2014, IARC). El mayor número de muertes se debieron al cáncer de pulmón, hepático, gástrico, colorrectal, de mama y de esófago.

Las estimaciones para el año 2025 alcanzan más de 19 millones de nuevos casos y más de 11 millones de muertes globales.

En España,  según el informe anual Las Cifras del Cáncer en España 2017, recientemente editado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la incidencia del cáncer en 2015 ha superado en más de mil casos las estimaciones realizadas para el año 2020, con un registro de 247.771 nuevos casos. Los tipos de cáncer más frecuentes, teniendo en cuenta ambos sexos, fueron colorrectal, próstata, pulmón, mama y vejiga.

Este incremento se debe principalmente a las características demográficas del país (aumento y envejecimiento de la población), a las técnicas de detección precoz y a los hábitos de vida poco saludables de la población, especialmente el consumo de tabaco y alcohol, la obesidad y el sedentarismo, que pueden aumentar sensiblemente el riesgo de aparición de cáncer pero que, a su vez, son factores potencialmente modificables.

Gracias a los avances en el tratamiento oncológico, aunque el pronóstico y tratamiento de los diversos tipos de cáncer pueden ser muy diferentes, se ha incrementado la supervivencia y la calidad de vida general de los pacientes en los últimos años. Alrededor del 50% de los enfermos diagnosticados de cáncer en España viven más de cinco años.

Una entidad poco conocida por el público general es el Cáncer de Origen Desconocido (CUP, por sus siglas en inglés). Se define por la presencia de una metástasis confirmada histológicamente cuyo sitio de origen primario se desconoce, a pesar de realizarse un estudio diagnóstico detallado y estandarizado.

El CUP representa entre el 3 y el 5% de todos los tumores malignos de ambos sexos, y constituye el décimo tumor más frecuente a nivel global, con una incidencia similar o incluso mayor a la del cáncer gástrico o de páncreas. Es la cuarta causa más frecuente de muerte por cáncer tanto en hombres como mujeres.

La mayoría de pacientes que padecen CUP presentan un estadio avanzado de la enfermedad y, por tanto, un mal pronóstico. Adicionalmente, la ausencia de un diagnóstico claro del origen del tumor impide diseñar el régimen de tratamiento más eficaz para estos pacientes. Generalmente se sigue un abordaje terapéutico empírico, menos específico, más tóxico y con menos probabilidad de supervivencia.

Sin embargo, en los últimos años han surgido nuevas herramientas diagnósticas que permiten comprender mejor el CUP, como perfiles de expresión génica más específicos, algunos de los cuales tienen mayor sensibilidad que los medios actuales estándar para identificar el origen del tumor.

Ahondando en la genética, recientemente se han aplicado los conocimientos que relacionan las modificaciones epigenéticas - específicamente la metilación del ADN -  y el cáncer para desarrollar una plataforma que permite determinar el origen del tumor en CUP con una exactitud y precisión muy elevadas. Fruto de la colaboración entre el programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), liderado por el Dr. Manel Esteller, y Ferrer ya está disponible para los profesionales una plataforma de este tipo en nuestro país.
Estos avances en nuevas técnicas diagnósticas pueden ayudar al especialista a seleccionar terapias más específicas para estos pacientes, que pueden redundar en una mejor evolución y pronóstico.
admin's picture
Gabriela Bacchini
Medical Advisor at Ferrer